calorias

Picotear entre horas es uno de los hábitos más habituales de nuestra alimentación y… sí, porque negarlo, también uno de nuestros mayores placeres… ¡el azúcar es nuestro “pequeño” pecado capital! De hecho, el sabor dulce es innato y nos acompaña desde que nacemos.

 El problema surge cuando perdemos el control sobre lo que comemos y aparecen las ganas compulsivas de picotear a lo largo de todo el día.

Da lo mismo que estemos a dieta para adelgazar o que no; el picoteo descontrolado acabará haciendo mella en nuestro peso, peor aún, los constantes atracones no sólo nos harán engordar unos kilos sino que, a largo plazo, pueden favorecer la aparición del sobrepeso de la obesidad.

 El estrés, los nervios, la tristeza, incluso el aburrimiento hacen que caigamos en la tentación y asaltemos la nevera en busca de “algo” que nos tranquilice, que nos alivie… buscamos sentirnos mejor. ¿Y lo conseguimos?

Pues, puede que sí, pero sólo durante un rato corto porque, desgraciadamente, esa ansiedad por comer vuelve enseguida… y sin darnos cuenta, habremos ingerido una cantidad indecente de grasa y de azúcar, un sinfín de calorías que echarán a perder el esfuerzo que hacemos por adelgazar o por mantener el peso durante el resto de día.

Es, entonces cuando nos sentimos culpables, tanto por los kilos que vamos acumulando como por la falta de autocontrol.

Para salir de este círculo vicioso hay que actuar a varios niveles: nutricionista y medicina natural te pueden ayudar. Ahí van unos consejos básicos:

  • Cuida tu dieta: elabora tu propio horario con 5 comidas al día, 3 principales y 2 tentempiés y ¡no te saltas ninguna! Puedes echar mano de recetas light pero es fundamental llevar una dieta equilibrada en la que no falten los productos integrales (cereales, pasta, arroz), las legumbres y las proteínas animales (carne, pescado…) afín de mantener una saciedad más duradera. También es importante que elimines el azúcar (si te cuesta mucho sustitúyelo por un edulcorante natural como la SUCRALOSA) y que cambies los refrescos por agua e infusiones.
  • Come despacio y mastica bien los alimentos, disfrutando de cada bocado, porque la señal de saciedad tarda unos 20 minutos en aparecer. Cuando comemos deprisa volvemos a sentir hambre enseguida y nos lanzamos a picotear.
  • Organiza tu lista de la compra y tu despensa, eliminando toda tentación (chocolate, galletas…). ¡No al enemigo en casa! Por el contrario llena tu nevera de todo tipo de verduras, fruta y yogures desnatados.
  • Realiza ejercicio físico regular; es excelente para regular el apetito. Es más, cuando sientas que pierdes el control, sal de casa, toma el aire e intenta relajarte.
  • Ten paciencia y espera unos 15 minutos antes de satisfacer tu antojo, por ejemplo bebiéndote una infusión; en muchos casos el deseo va desapareciendo.

 Ya ves; hay que modificar progresivamente muchas costumbres y para ayudarte en tan ardua batalla, puedes recurrir a la GARCINIA CAMBOGIA: esta planta medicinal es una gran aliada para frenar las ansias de picar.

Si quieres saber más sobre todos los beneficios de la GARCINIA… ¡no te pierdas mi próximo post!

submit to Digg submit to fresqui submit to Delicous submit to Meneame RSS Feed

© Submit to Any - jjtcomputing.co.uk

Posts Relacionados

PLANTAS MEDICINALES PARA ADELGAZAR, LA DIETA EN NAVIDAD: TRUCOS PARA REDUCIR CALORÍAS Y NO SUBIR DE PESO, MARINA DANKO, IMAGEN DEL 4321 ULTRADRENANTE!
 
Citrus